¿Te gustaría pintar al óleo pero no sabes por dónde empezar? Aquí te dejamos una pequeña guía de 5 artículos que forzosamente vas a necesitar ahora que comiences a pintar al óleo. Recuerda que sólo un verdadero distribuir tendrá todos estos materiales en su almacén.

PINCELES. Los necesitarás de diferentes tamaños y formas y esto dependerá de la técnica que más te guste. Es recomendable, al principio, tener pocos pinceles pero de buena calidad. Los pinceles de pelo de marta están entre los mejores aunque hoy en día puedes encontrar pinceles sintéticos o de pelo de cerdo, que son más económicos. Otros tipos de pinceles son planos, redondos, de lengua de gato, delineador, angular, de abanico, stippler, de punta avellanada, de punta mop y angular.

PINTURAS. Hay tantos colores que siempre es una decisión difícil de tomar. Puedes iniciar con una caja de 12 colores para tus primeros ensayos. Empieza a combinar y a familiarizarte con las texturas. Después de un tiempo de practicar con los colores básicos sabrás qué colores te gustan más y así lograrás definir mejor tu paleta de colores, entonces podrás arriesgarte con colores muy interesantes como son: verde viridian, amarillo ocre, bermellón, azul turquesa ftalo, púrpura granza y naranja de Marte.

LIENZOS. Elige el lienzo que más te guste: lienzos, láminas, tablas de madera, cartón, etc. Lo más importante es asegurarte que la superficie sea apta para pintar al óleo. Nosotros te recomendamos un lienzo (ovalado, rectangular o doble grueso) pero al final tú tendrás la respuestas más acertada.

PALETA DE MEZCLAS. No hay más que decir: es el espacio donde mezclarás los colores. La paleta es considerada uno de los símbolos más representativos del mundo del arte. Son indispensables para pintar al óleo pero son de los productos más económicos. Sólo elige una lo suficientemente amplia y que sea un color claro.

DILUYENTES, ACEITES Y MEDIOS. Aunque casi no se hable de esto, los diluyentes son uno de los aspectos más importantes al momento de pintar al óleo. Ayudan mucho cuando se trata de experimentar con nuevas técnicas y permiten que la pintura no sea tan espesa, que el secado sea más lento o más rápido y permite un efecto más brillante.

Fuente: totenart.com